17/8/08

Velocidades y ritmos cualesquieras, sazonados por sombras inferiores a unos mismos,
sin tiempo ni etapas reina que nos deseen. Millones de pulgadas de amores en sala de espera,
tranquilo!, la suerte siempre rueda tras nuestro.

1 comentario:

Joan Marín dijo...

Muchas gracias! Me encantan tus ilustraciones!!! Un abrazo.